Radio Iberoamérica Madrid
Estados Unidos Mundo

Colón y los conquistadores españoles, objetivos de las protestas raciales

BannerRadio

12 Jun (EFE) Las protestas nacidas tras la violenta muerte a manos de la Policía de Mineápolis del afroamericano George Floyd han derivado en ataques vandálicos a diversas estatuas de personajes históricos por todo el mundo. Churchill, el esclavista inglés Edward Colston y en los últimos días varias estatuas de Colón y de Ponce de León han sido víctimas de un efecto dominó visible y mediático que ha introducido la Historia en un complejo y legítimo debate.

La animosidad contra los símbolos del pasado hispánico en EE UU no son nuevos y, tras unas décadas de admiración e idealización, desde los 60 el movimiento indigenista ha capitalizado esa tendencia con la petición de retirada de monumentos de Colón, diversos conquistadores y religiosos españoles como Junípero Serra o Juan de Oñate. Esa lucha se enardeció en 1992, con todos los fastos internacionales del V Centenario del Descubrimiento y en los últimos años, coincidiendo con la presidencia de Trump, parecen haberse recrudecido.

Aunque estos ataques contra Colón y los conquistadores y exploradores españoles se han justificado como una demostración de solidaridad con los pueblos indígenas autóctonos de América, ¿tienen razones los manifestantes para vincular los problemas raciales que sufren los EE UU de hoy con el pasado hispano de su país?

En un informe que realizó la historiadora especializada en temas de la conquista de América y directora de la Cátedra Internacional CEU Elcano Primera Vuelta al Mundo María Saavedra, justificando la necesidad de la pervivencia del Día de Colón (el 12 de octubre) -lo realizó para el think tank The Hispanic Council, cuya misión es difundir la herencia cultural hispana de Estados Unidos-, escribía: «Colón, hombre de su tiempo, da por sentado que uno de los posibles beneficios de toda conquista era la posibilidad de obtener esclavos para su venta». Pero, a renglón seguido, explica que precisamente el descubrimiento colombino va a generar «que va a generar un quiebro en esta práctica habitual», y hace referencia a las diversas cédulas de la reina Isabel de Castilla en las que va limitando la esclavitud y venta de los indígenas y reconocimiento como súdbitos.

«Se puede concluir», escribe Saavedra», que, si hacemos desaparecer las imágenes de Cristóbal Colón porque era partidario de la esclavitud, prácticamente no deberíamos dejar en pie ningún monumento levantado a navegantes, políticos, escritores… que fomentaron o toleraron una sociedad con esclavos. Podríamos empezar derribando las estatuas del último emperador azteca, Cuauhtémoc, y las de cualquiera de los presidentes estadounidenses anteriores a la guerra civil, puesto que o bien fomentaron la esclavitud, o convivieron con ella sin ningún escrúpulo».

Más Información

La mafia prohíbe a las ambulancias de Nápoles usar sirenas porque le impiden traficar drogas

ejativa

Crece temor a nuevo brote y fuerte alza de muertos en EE.UU.

ejativa

AstraZeneca firmó acuerdo para acelerar la producción de la vacuna contra el covid-19

ejativa
Abrir chat
Comunicate con nosotros.